TU LLANTO

No te avergüences, mujer,
si el llanto moja tu rostro,
siempre hay Guadianas dormidos
que despiertan en los ojos.

Si de alegría o de pena
son tus lágrimas rescoldo,
deja que el llanto resbale
como una lluvia de otoño.

Y si lloras el dolor
de algún amor sin retorno,
no te avergüences, mujer,
si el llanto moja tu rostro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro "AIRES DE LIBERTAD Y OTROS POEMAS" (1981), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a TU LLANTO

  1. Antonio Fco Buitrago dijo:

    Grande D. Ramón. Para mi humilde opinión, mucho más grande de lo que la historia muestra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s