NI ESTÁN TODOS LOS QUE SON

“Si te dicen que estoy loco no lo creas,
si te dicen que estoy cuerdo ponlo en duda,
¿quién puede señalar la línea incierta
que separa la razón de la locura?”

Abre, loquero, la puerta
y tira la llave al pozo
que se ha quedado pequeño
el patio del manicomio.

Arranca puertas y rejas,
ensancha muros y foso,
mira que la mies es mucha y se pudre en los rastrojos.

¿De qué te sirve, loquero,
el dominio de unos pocos
si te dejas en la calle
lo mejor del repertorio?.

Si no dispones de espacio
para albergar tanto loco,
abre un manicomio nuevo
que abarque de polo a polo
sin muros que lo limiten
donde puedan caber todos.

Y no te olvides, loquero,
cuando abras el consultorio,
que yo soy Napoleón,
el auténtico , no hay otro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro "AIRES DE LIBERTAD Y OTROS POEMAS" (1981), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a NI ESTÁN TODOS LOS QUE SON

  1. Antonio Buitrago dijo:

    Jajajajajaja genio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s