MELODÍA ÍNTIMA

Quiero cantarle a las sombras,
quiero cantarle a la calma,
quiero cambiarle al olvido,
quiero cantarle a la nada.

Quiero cantarle al abismo
donde los ecos se apagan
y a las noches del desierto
ebrios de arena cansada.

Quiero cantar tenuemente
sin música, sin palabras,
insinuando armonías
en un rumor de plegaria.

Quiero que mi canto sea
expresión sin resonancia:
chocar de pluma en el viento,
beso de sol en la escarcha,
nostalgia de alondra muda,
sueño de fuente agotada.

Cantar en profundidad
como en el pozo las aguas
que no rebasen los ecos
el brocal de mi garganta.

Tengo en el pecho una pena
sonora y quiero arrancarla
hecha compases de alivio,
hecha concierto de lágrimas.

Cantar, sí, pero hacia adentro
sorbiendo notas amargas
que no llegue a mis sentidos
la intimidad de mi alma.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro "AIRES DE LIBERTAD Y OTROS POEMAS" (1981), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s