FANTASÍA

Dame tu mano de hermano,
hermano de mi entretela,
que me hace falta una mano
para desplegar la vela.

Juntos y a la luz del día
iremos mar adelante
sembrando amor y alegría
al paso del navegante.

Amansaremos ciclones,
peinaremos temporales
y orquestaremos tifones
en conciertos celestiales.

Ese mar, bravo y capaz,
llenaremos de ilusiones
por donde vaguen en paz
las nuevas generaciones.

Y al final, cuando el destino
difumine nuestro nombre,
que diga el nuevo marino:
por aquí ha pasado el hombre,

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro "AIRES DE LIBERTAD Y OTROS POEMAS" (1981), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s