DIVORCIO SOCIAL

Junto, pero no unido, va el rebaño
humano por la senda de la vida,
cada cual de su alforja se convida,
cada cual se cobija con su paño.

El que viene detrás se siente extraño,
el que al lado se mueve se le olvida,
el desdén se hace llamada sostenida
que el hombre aviva por su propio daño.

El Yo, Mi, Me, Conmigo, fruta vana,
ahoga al Tú, Ti, Te, que no consigue
brillar en la gramática mundana.

En esta necia vanidad de pavo,
sólo cuando el “Nosotros” se prodigue
podrá gritarse el adjetivo “Bravo”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro "AIRES DE LIBERTAD Y OTROS POEMAS" (1981), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s