DIVERGENTES

No podremos entendernos
ni a la corta ni a la larga,
vamos por rutas distintas,
somos de distinta rama.

Tú eres la noche, yo el día,
tú eres el fuego, yo el agua,
tú el puñal que abre la herida,
yo el bálsamo que restaña.

Tú eres huracán bravío
que ruje, empuja y arrastra,
yo soy la brisa suave
que acaricia la mañana.

Palpita en tu ser la furia
de la hiriente catarata,
tu razón es la razón
de la bestia incontrolada,
lo que de instinto te sobra
de sentimiento te falta.

No podemos entendernos
ni a la corta ni a la larga.

Nos hizo Dios tan dispares
como la risa y la lágrima,
como la vida y la muerte,
como el honor y la infamia.

Tú del rosal has tomado
las espinas de sus ramas,
yo de las flores la esencia,
la pureza y la fragancia.

Como líneas divergentes
nuestras almas se separan
y en el tobogán del mundo
cuando yo subo tú bajas.

Porque aunque tú no lo veas
por ser tu ceguera tanta,
yo soy un alma con cuerpo,
tú eres un cuerpo sin alma.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro "AIRES DE LIBERTAD Y OTROS POEMAS" (1981) y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a DIVERGENTES

  1. Antonio Fco Buitrago dijo:

    …Tú del rosal has tomado
    las espinas de sus ramas,
    yo de las flores la esencia,
    la pureza y la fragancia…

    Decir tanto en tan poco, solo esta al alcance de genios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s