AIRES DE LIBERTAD

Primer premio del certamen organizado por el P.S.O.E. de Callosa de Segura el 3-5-8l.

Que nadie juzgue mi vida
desde arriba o desde abajo;
que nadie me brinde leyes
que ni respeto ni acato.

Que nadie marque el camino
que deben seguir mis pasos
ni me imponga condiciones
para seguir respirando.

Mi vida es mía y no quiero
que nadie mida mis actos.

Ni al mismo Dios me inclinara
con sumisión de lacayo
suplicando beneficios
que está en mi mano alcanzarlos,
que el hombre es omnipotente
por ser hombre y ser humano.

Señor de libre albedrío
para juzgar bueno o malo,
yo soy mi juez, mi testigo,
mi acusador, mi abogado.

Duelo de todos los dones
que la existencia me ha dado
soy la conciencia del mundo,
la rebelión del esclavo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro "AIRES DE LIBERTAD Y OTROS POEMAS" (1981), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s