Tomo mi risa de la risa verde


Tomo mi risa de la risa verde
donde baila la risa de la rama
y tomo el llanto de la nube múltiple
que alimenta la vena del arroyo.

Tomo la luz que alumbra mis pupilas
del sol que cada día me despierta,
de cada amanecer una esperanza,
de cada viento un vuelo de ilusiones.

Tomo para endulzar cada momento
una gota de miel de cada labio,
un latido de amor de cada pecho
y un arpegio de lira en el olvido,
de cada primavera el primer brote
y de cada rosal el primer ramo.

Tomo para la ofrenda de mis versos
el altar de las sacras sinfonías
del viento conjugado
con la ola harinera de la espiga.

Abro mi corazón a las colmenas
para asilar la esencia del romero
y rociar con almíbar la besana.

¡Alguien recogerá sobre mis pasos
la cosecha de azúcar de mis versos!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "SINFONÍA EN CLAVE DE AMOR" (1987), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s