OTOÑAL

Van cayendo las hojas
del árbol de mi vida,
aleluyas del alma
juguetes de la brisa.

Van cayendo las hojas
una a una, sin prisa,
como gotas de lluvia
tristemente amarilla
reafirmando el proceso
de una causa perdida.

Van cayendo las hojas
yermas de clorofila
zigzagueando el viento
en rizos de agonía
para vestir de otoño
la estepa de los días.

Van pasando las horas
en muda letanía,
voraz procesionaria
en báquicas orgías
desnudando las ramas
del árbol de mi vida.

Van pasando las horas,
van muriendo los días,
se desnuda el paisaje
de flores y de risas:
mi oscuridad se enciende
donde la luz termina.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "SINFONÍA EN CLAVE DE AMOR" (1987), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s