LA CANCIÓN DEL SUICIDA


Sueño contigo cuchillo
de hoja de acero forjado
y en el imán de tu brillo
va mi corazón grabado.

punta de seno caliente
abierta al amor suicida,
siempre sumisa y pendiente
del pendular de mi vida.

Absorto voy sin desmayo
en pos de tu mordedura
y a tu potestad de rayo
encomiendo mi ventura.

Igual que a la mar va el río
buscando un lecho de sal,
así busca el cauce mío
tu remanso de metal.

Cobarde, llaman las gentes
al que su vida cercena;
por lo visto de valientes
está llena la colmena.

Yo, ante la vida, cobarde,
yo, ante la muerte, valiente,
cuchillo, que llegas tarde,
hunde en mi carne tu diente.

Abre amoroso mi pecho
y a través de roja herida,
llega al corazón derecho,
novio total de mi vida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "CABALGANDO POR EL VIENTO" (1983). En NEGRO, Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s