NAVIDAD


Al son del villancico
despierta la ciudad;
los árboles se visten
de luz y mazapán
y en todas partes suena
el disco de la paz.

Bombardean el viento
los corchos del champán
y las caretas hablan
de amor y de hermandad.

En tanto la zambomba,
satírica y mordaz,
repite su monótono
guaguagua, guaguagua.

Las voces sacrosantas,
ungidas de bondad,
pregonan sus deseos
de dicha universal;

deseos estudiados
al calor del hogar
mientras hierve en sus venas
la espuma del champán.

Pero al que sufre hambre
de justicia y de pan,
a los que nada tienen
al llegar Navidad,
tan sólo las zambombas
les dicen la verdad:
guaguagua, guaguagua.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "CABALGANDO POR EL VIENTO" (1983). En NEGRO, Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s