CUANDO LA META SE ACERCA

A prolongar la vida me dedico
ahora que se agota mi existencia
y consumo a lo pobre y con paciencia
lo que antes derrochaba como rico.

En la justa mesura me radico
atendiendo a la voz de la experiencia,
valoro las cosas por su esencia
cuidando más del alma que del pico.

Modero el gotear de mis caudales
y el exiguo maná de mi energía
olvidado de antiguas bacanales.

Que no hay mejor remedio que ser pobre
en dinero, en salud o en alegría
para lograr que de lo poco sobre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "CABALGANDO POR EL VIENTO" (1983). EN BLANCO, Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s