LA LUNA VIOLADA

Ya no te quiero, luna,
ya no te quiero;
ya no puedo gozarte
desde mis sueños.

Ya no puedo quererte,
luna, no puedo,
desde que un día triste
violó tu suelo
la planta imperialista
del extranjero.

Ya no puedo cantarte
porque tus cuernos
unos hijos de América
me los pusieron
en nombre de una ciencia
que no comprendo.

Yo te quería pura,
virgen del cielo,
arropada en las sombras
de tu misterio
como un cáliz de plata
para mis versos.

Pero unos malandrines
aventureros
te han dejado imposible
para mis sueños.

¡Ya no puede el poeta
mirar al cielo!.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "SINFONÍA EN CLAVE DE AMOR" (1987), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s