AL DESNUDO POR LA VIDA

Primer Premio Festa d’Elx, en el Certamen Poético organizado por la Hermandad de Poetas de Elche y patrocinado por el Excmo. Ayuntamiento. Agosto, 1986

Porque no soy viajero de ida y vuelta,
porque soy caminante sin regreso,
porque voy al desnudo por la vida
con el carnet de identidad abierto;
porque nada me sobra ni me falta,
sin equipaje voy, llevo lo puesto,
un zurrón de ilusiones a la espalda
y una bufanda de esperanza al cuello.

A mi paso cayendo va la noche
como un sudario sobre el campo inmenso
regando macedonias de organdíes
en la liturgia lúdica del suelo.

Con las sombras los ruidos se agigantan,
se estrechan los caminos a lo lejos,
crecen las vaguedades inconclusas
en los túneles vacuos del misterio
enturbiando la luz de lo que busco
y anulando el perfil de lo que dejo.

Por el ávido mar de mi locura
sólo boga el fantasma de mi cuerpo
bajo un coro trivial de aves anónimas
remando con la espuma de is versos,
aquéllos que escribí en mis soledades
con pluma demacrada y pulso inquieto.

Que no me pida nadie consonantes
para ramos de lirios nazarenos,
soy la sal de las algas diluidas
en la tumba abismal de los silencios.

Andando voy a golpe de renuncias
dejando las pisadas en el tiempo
y la voz en las mudas partituras
que sólo cantarán el mar y el viento.

Atrás quedan las horas caducadas,
al frente el magno, mítico universo,
en el centro mi alada fantasía
prisionera de ciclos incompletos
que serán como frutas inmaduras
mordidas por las larvas del recuerdo.

Dos caminos me ofrecen su abertura
-maxilares de saurios al acecho-
dos caminos de dudas coaligadas
señalando destinos inconcretos.

¿Seguir?. ¿Volver?.¿Frenar mi trayectoria
en la neutra igualdad del contrapeso?.
¿Renunciar a los éxtasis bordados
en el tul primigenio de los sueños?.
¿Seguir acumulando amaneceres
en la flor madrugada del almendro?.

Un delirio de dudas me culmina,
abro un interrogante desde dentro
y el corazón me dice: ¡Sigue!. ¡Sigue!
y el sentido me ordena:¡Quieto!. ¡Quieto!.
que el control de la noche se ha cerrado
sobre la ortografía de tus sueños.

Y me siento en la escarpa de la duda
-sangrante madurez de los cerezos-
con mi ilusión de plumas hacia afuera
y mi collar de púas hacia adentro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "SINFONÍA EN CLAVE DE AMOR" (1987), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s