AGUA MARINA


A unos ojos verdes que yo conozco.

Que tienes los ojos verdes,
verdes de mar sin orillas,
no hace falta que lo anuncies,
no es preciso que lo digas,
lo van pregonando a voces
las algas de tus pupilas.

Que sabes mirar a fondo
con suavidad de caricia
y encender llamas de amor
en los ojos que te miran,
lo cantan las caracolas
de tus miradas furtivas.

Pero, dime: ¡quién navega
por esas aguas dormidas?.
¡qué marinero te canta
barcarolas en la quilla?;
porque yo, que soy grumete
en un barco a la deriva
que voy bogando al garete
en busca de aguas tranquilas,
quisiera seguir la estela
de las olas que tú rizas
y ser, si el barco zozobra
náufrago de tus pupilas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "SINFONÍA EN CLAVE DE AMOR" (1987), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s