Tengo una pena sonora

Tengo una pena sonora
que canta cuando yo duermo,
hasta las penas me siguen
por los caminos del sueño.

Llevo un dolor de puñales
en la luna de mi pecho
donde se peinan las canas
de mis dormidos recuerdos.

Y entre el dolor y la pena
baila un amor de romero
que se hace nube de aroma
con proyección de universo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "SINFONÍA EN CLAVE DE AMOR" (1987), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s