REQUIEM

A Miguel, el día que abrió sus puertas para recibir la visita definitiva de su hijo.

Hoy he visto la esencia de tu nada
recortando perfiles de tu todo,
amalgama de sombras, tierra y lodo,
en un aparte de humedad sellada.

Hoy he visto con llanto en la mirada
y razón discordante de beodo
lo que deja la vida en el recodo
del último zig-zag de la jornada.

De aquel aletear de ruiseñores,
de aquel río caudal de poesía,
¿qué ha quedado, Miguel, entre las flores

que escalaron las tapias de tu huerto?.
Preguntaré a los dioses algún día
dónde va el genio cuando el cuerpo ha muerto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "SINFONÍA EN CLAVE DE AMOR" (1987), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a REQUIEM

  1. Antonio Buitrago dijo:

    Impresionante…entre maestros anda el juego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s