LLEGÓ LA PRIMAVERA

Hoy me huele la vida a nardo herido,
hoy me suena la voz a caracola,
hoy levanto en la cresta de la ola
la espuma-nácar de mi mar dormido.

Hoy escancio en la copa del olvido
el vino de mi sangre de amapola,
hoy escribo mi risa de viola
en cada pentagrama, en cada nido.

Hoy me siento preludio de balada,
clavicordio de alondra enamorada
que publica su estrofa de barbecho.

Y es que ayer despertó la primavera
-plenitud de floresta y de pradera-
y una rosa de amor brotó en mi pecho.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "SINFONÍA EN CLAVE DE AMOR" (1987), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s