DESIRÉE

Maravillosamente concebida,
maravillosamente modelada,
maravillosamente deseada
y tristemente para mí perdida.

Te alumbré desde el fondo de mi vida
-estrella de mi noche inacabada-
más imposible aún cuando alejada
y cuanto más cercana más prohibida.

Yo sé que no soy luz de tu sendero,
yo sé que tú ya tienes quien te aclame,
yo sé que espero y que esperando muero.

Pero deja que sueñe hasta que un día
tu materia a mi polvo se amalgame
y tu alma se confunda con la mía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "SINFONÍA EN CLAVE DE AMOR" (1987), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s