CELOS DE LA LUNA

Violando el cristal de tu ventana
la luna te besaba ardientemente
y ponía en la seda de tu frente
matices verdirrosa de manzana.

Anunciaba su entrada la mañana
con clarines de gallo impertinente
y aquel rayo de amor concupiscente
desfloraba tu mística pagana.

Yo, que sentía mi ansiedad despierta,
loco de celos como fiel amante,
estuve a punto de gritar ¡aler…ta!

Cuando el sol, valedor de mi fortuna,
encendiendo su faro de diamante
apagó los candiles de la luna.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "SINFONÍA EN CLAVE DE AMOR" (1987), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s