Me preguntas de dónde tomo el ámbar

A mi buen amigo y gran poeta, Antonio Milanes, respondiendo a una pregunta que me hizo.

Me preguntas de dónde tomo el ámbar
que perfuma mi verbo y lo decora
como si el sol supiera por qué baila
el rigodón eterno de las horas.

¿Quién puede cultivar el bulbo insomne
que destila la esencia de las cosas?.

Yo canto cuando el alma me despierta
sensaciones profanas o piadosas
como el alba derrama su rocío
sin saber si es que ríe o es que llora.

Y me visto de versos cromolíricos
como el campo se viste de amapolas,
así, sencillamente, porque cumplo
la razón de las fuerzas creadoras.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "SINFONÍA EN CLAVE DE AMOR" (1987), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s