El viejo olivo de mi huerto ambiguo

El viejo olivo de mi huerto ambiguo,
atalaya de búhos y de siglos,
cansado de dar fruto
respira abejas por el tronco herido.

Mi viejo patriarca
en otro tiempo activo
verde de hojas y de aceite ungido,
hoy, por rayos y termes desguazado,
en fábrica de miel se ha convertido.

¡Ay!, yo también quisiera
como tú, buen amigo,
abrir mi pecho a las abejas nómadas
de todas las colmenas del exilio
para ahogar en sudor de caramelo
mi corazón de lirio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "SINFONÍA EN CLAVE DE AMOR" (1987), Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s