MI FIEL COMPAÑERA

MI FIEL COMPAÑERA

Llegó a la vida cuando yo llegaba,
como un ángel custodio me seguía,
corría a mi compás si yo corría,
si mi andar detenía se paraba.

Cuando yo me encogía se achicaba,
cuando yo me estiraba se crecía,
era, en fin, mi perpetua compañía,
el timón que mi nave gobernaba.

Juntos cruzamos la frontera oscura
donde duerme su luz lo permanente
en el dulce sopor de la ventura.

Era mi sombra que, en voraz deseo,
se fundía a mi cuerpo eternamente
como una novia en noche de himeneo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del libro: "CABALGANDO POR EL VIENTO" (1983). EN BLANCO, Poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s